Kobe Bryant: "Soy realista, no resisto a la naturaleza, trabajo para ella"



LOS ÁNGELES - Una cámara persigue a Kobe Bryant allá donde va. Tras la victoria 97-85 de Los Angeles Lakers sobre Detroit Pistons, el escolta de 37 años de edad dejó evidencias físicas de que el cuerpo ya no está para tanto trote. El episodio vivido el domingo formaría parte del que apunta a ser el segundo documental sobre sí mismo en dos años.

Nada tiene de ficción. Kobe está viviendo su hipotética última temporada en la NBA tras 20 años en activo y se retrató ante el conglomerado de focos y grabadoras que le rodeaban. También lo hizo ante esa cámara que todo lo ve.

"Soy realista, no resisto a la naturaleza".

Disputó casi 36 minutos de juego, máximo en los ocho partidos de diez (2-8) que ha estado activo durante esta temporada. El domingo en el Staples Center anotó 17 puntos, brindó nueve asistencias y alcanzó ocho rebotes. Rozó el doble-doble aunque anduvo poco efectivo con un balance de 6-de-19 en tiros de campo. Logró un triple sobre cuatro intentos y fue precisamente en esa jugada cuando puso en pie a un estadio que hacía siete meses que no veía a su equipo ganar en competición.

Desde el 10 de abril, ante Minnesota Timberwolves, no se disfrutaba de canastas con sabor a victoria y Kobe tuvo su momento. A falta de menos de cuatro minutos para el final, anotó desde el perímetro y colocó la ventaja a 11 puntos.

"Teníamos que ganar de cualquier manera. No habíamos ganado en casa, perder otro sería desastroso", apuntó.

Y ese "de cualquier manera" significó que Kobe aportó en el último cuarto ocho puntos (y el triple) claves para gestar la novena victoria en su feudo de 2015 (9-de-28). La actuación le pasó factura y el lunes de perderá el juego consecutivo ante Phoenix Suns como visitante. Tampoco viajará con el equipo para recuperarse de unas molestias generales, asumidas y digeridas.

"Ahora mismo me cuesta estar de pie. Mi espalda, las rodillas y las piernas me están matando. No estoy con ganas ni de caminar al auto. De veras", afirmó el escolta. "Soy realista. No resisto a la naturaleza, trabajo con ella. La afronto y veo las cosas que puedo hacer y las que no. Tratas de ser excepcional en las que puedes hacer", confesó.

El encuentro ante los Pistons se podría haber decantado de uno u otro lado, sin embargo la defensa californiana se impuso en el tramo final y fue capaz de contener a Detroit en un 36.5 de efectividad a canasta. Julius Randle (8 puntos, 8 rebotes y 1 bloqueo), Roy Hibbert (12 puntos, 7 rebotes y 2 bloqueos), Brandon Bass (6 puntos y 2 bloqueos) y Larry Nance Jr. hicieron los deberes en defensa ante Ersan Ilyasova (6 puntos y 6 rebotes) y un Andre Drummond (17 puntos y 17 rebotes) difícil de frenar. En el apartado ofensivo, tanto Byron Scott como Kobe acordaron forzar la máquina y sacrificar el compromiso de los Suns.

"Necesitábamos este triunfo", agregó el coach de los Lakers. "Preferí que descansara el próximo partido".

Ante las dudas que está levantando D'Angelo Russell (9 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias), el jugador de segundo año, Jordan Clarkson (17 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias) está mostrando una gran imagen. Sacó provecho gracias a su participación en su año de novato y le saca mucha ventaja a la elección número dos del draft de este año.

Los Lakers viajarán sin Kobe a Arizona, aunque lo harán con un equipo consciente de que con o sin él, todavía queda mucho para demostrar a los aficionados que la victoria ante los Pistons no fue un espejismo.

Por Gonzalo Aguirregomezcorta

No hay comentarios

Danos tu opinion

El Bloque Deportivo 2016. Con la tecnología de Blogger.