Gómez: 'No me importa lo que diga Girardi'



NUEVA YORK -- El dirigente neoyorquino Joe Girardi criticó fuertemente las acciones del jardinero dominicano Carlos Gómez la noche del martes en lo que terminó siendo una humillante paliza 15-1 para los Yankees de Nueva York a manos de los Astros de Houston.

Gómez, quien llegó al partido habiendo bateado para apenas .181 en 22 juegos con su nuevo equipo tras su canje de los Cerveceros de Milwaukee el pasado 30 de julio, se involucró en un intercambio de dimes y diretes con el dugout neoyorquino en la sexta entrada.

Girardi afirmó que varios peloteros le gritaron a Gómez desde el banquillo por la manera en que el dominicano reaccionó al fallar un pitcheo en un partido que ya estaba sentenciado con un 9-0 parcial a favor de los Astros.

En un conteo de 2-2, Gómez tiró su bate en frustración al fallar en hacer contacto con un lanzamiento del zurdo Chris Capuano, y Girardi opinó que el gesto demostró una gran falta de respeto al lanzador, y por añadidura, provocó la reacción de sus jugadores.

“Le dije: juega el juego de la manera correcta”, afirmó el piloto neoyorquino. “Ya nos estaban pateando el trasero, así que era cuestión de mostrarle un poco de profesionalismo al lanzador. Sé que falló el lanzamiento y se siente frustrado por ello, pero simplemente creo que la reacción fue demasiado”.

No obstante, la realidad es que a Gómez le tiene sin cuidado lo que pueda opinar el dirigente neoyorquino.

“No me importa lo que diga Joe Girardi”, señaló el jardinero en un aparte con ESPNDeportes.com. “Si él me respeta, yo lo respeto y si no... me vale lo que sea”.

“Hay un momento en que quizás se sintieron frustrados”, agregó. “Yo no estoy tratando de faltarle el respeto a nadie. El pitcher lo sabe, que jugó conmigo durante dos años, Capuano, que no es ninguna falta de respeto. Uno trabaja fuerte por unos pitcheos y cuando los fallas te sientes frustrado”.

“Si Girardi se sintió de esa manera, ese es su problema no el mío. Cuando me ponchan yo no le grito al pitcher, cuando me pegan la bola no le grito al pitcher, entonces cuando yo fallo mis pitcheos, ¿no puedo gritarme yo? Yo no estoy gritándoles a ellos. Yo me grito a mí”.

El dirigente de los Astros, A.J. Hinch, estuvo en completo desacuerdo con la caracterización de su jugador por Girardi.

“Él es pelotero que juega con mucha emoción. Es algo difícil para el otro lado, cuando estás perdiendo de esa manera y el partido se te está yendo de las manos”, dijo Hinch. “Pero es algo que viene de un buen lugar. Carlos es un competidor, y obviamente es lo que es. Cuando estás perdiendo 9-0 hay mucha tensión y ansiedad del otro lado; hemos estado en ese lado también”.

Gómez afirmó que se sintió muy confundido al escuchar gritos dirigidos a su persona después de hacer el elevado out y los achacó a parte de la frustración del juego.

“Me sentí raro al escuchar que me gritaran del dugout”, señaló. “No entendí bien [lo que me estaban diciendo] sólo les contesté que por qué me están gritando y luego alguien salió y comenzó a gritar y le dije cállate, cállate, si quieres decirme algo ven aquí cerca y dímelo”.

“Si ellos se sienten tan frustrados, ese no es mi problema”, continuó Gómez. “Esto es parte del juego, parte de la competencia y el que no sabe competir, que se vaya a su casa a llorar”.

En su próximo turno contra Capuano, Gómez se encargó de no cometer el mismo error, depositando un sinker de 87 millas por hora en el jardín central para un jonrón de tres carreras que sentenció la victoria más amplia para los Astros desde haber ganado 18-4 ante Cardenales de San Luis en agosto de 2010.

“No era buscando venganza, pero me repitió el mismo pitcheo que fallé en el turno anterior”, dijo Gómez, que concluyó diciendo que peloteros que juegan con ese tipo de pasión siempre van a ser malinterpretados.

“Cada quien juega el juego como aprende”, sentenció. “Nosotros aprendimos viendo a Barry Bonds, a Manny Ramírez, viendo a Alex Rodríguez. Hay que mirar atrás a los años 80, y la forma en que se jugaba el juego y todo el mundo lo amaba. Yo juego como se supone que hay que jugar”.

El Bloque Deportivo 2016. Con la tecnología de Blogger.