Nombre de Phil Mickelson aparece ligado a lavado de dinero de apuestas

Phil Mickelson

RIVERSIDE -- Casi 3 millones de dólares transferidos por el golfista Phil Mickelson a un intermediario formaron parte de una "operación ilegal de apuestas en eventos deportivos", de acuerdo con dos fuentes y documentos de la corte obtenidos por el programa de ESPN "Outside the Lines".

Mickelson, cinco veces ganador de Majors y uno de los jugadores más ricos y populares del PGA Tour, no ha sido acusado de delito alguno, ni está bajo investigación federal. Sin embargo, un exapostador de 56 años de edad, llamado Gregory Silveira, se declaró culpable la semana pasada por el lavado de aproximadamente 2,75 millones de dólares que, según revelaron dos fuentes a "Outside the Lines", pertenecían a Mickelson.

Silveira llegó a un acuerdo con los fiscales y se declaró culpable de tres cargos de lavado de dinero de los fondos de un cliente anónimo, entre febrero de 2010 y febrero de 2013. Fuentes cercanas al caso dijeron que Mickelson, quien no fue identificado en documentos de la corte, es el cliente sin nombre. Silveira, quien escuchará su sentencia el próximo 5 de octubre, enfrenta hasta 60 años de prisión, aunque la pena probablemente será mucho más corta.

Mickelson no pudo ser contactado para hacer comentarios. Su abogado personal de toda la vida, Glenn Cohen, declinó responder sobre el asunto y aclaró que otro abogado, a quien no nombró, asistía Mickelson en este caso. Ni Silveira ni su abogado pudieron ser contactados para hacer comentarios.

Aunque el acuerdo de declaración final alcanzado entre Silveira y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos no revela la identidad del mencionado "cliente", un acuerdo de culpabilidad inicial firmado el mes pasado por Silveira y su abogado, James D. Henderson Sr., contenía una referencia al "blanqueo de dinero procedente de fondos de P.M."

Después de que "Outside the Lines" preguntara sobre el potencial papel de Mickelson en el caso, la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos presentó una moción para que el acuerdo entre las partes originales fuera corregido. Al día siguiente se presentó una versión enmendada, en la aparecía eliminada cualquier referencia a "P.M."

El año pasado, Mickelson fue noticia cuando su nombre apareció en una investigación federal por uso de información privilegiada, que también involucró al magnate Carl Icahn y al empresario y millonario apostador Billy Walters.

En ese momento, los diarios The Wall Street Journal, The New York Times y New York Post reportaron que la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) y la Comisión del Mercado de Valores estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés) sospechaban que Mickelson y Walters podrían haber llevado a cabo operaciones bursátiles gracias a información confidencial obtenida a través de Icahn.

Esas prácticas, prohibidas en Estados Unidos, les habrían permitido adelantarse a importantes movimientos en el mercado y ganar importantes sumas con ello.

La investigación, según los periódicos, arrancó cuatro años atrás, a raíz de una multimillonaria oferta que Icahn hizo por la compañía de productos de limpieza Clorox y que provocó que las acciones de la empresa se disparasen.

Las operaciones de Mickelson y Walters con los valores de Clorox en ese momento llamaron la atención de las autoridades, que posteriormente analizaron otras de sus inversiones en las que consideraban que podían haberse beneficiado de información confidencial.

Mickelson, considerado uno de los mejores jugadores de la historia del golf, aseguró luego en un comunicado no haber hecho nada malo y ofreció su cooperación a las autoridades.

"No hice absolutamente nada malo", declaró Mickelson en aquella ocasión. "He cooperado con el gobierno en esta investigación y lo seguiré haciendo. Me gustaría hablar abiertamente del asunto, pero eso no es posible bajo las actuales circunstancias".

Mickelson ha ganado más de 77 millones de dólares durante sus tres décadas de juego en el PGA Tour, sin contar el dinero que ha percibido por lucrativos patrocinios de empresas como Callaway, Barclays, KPMG, Exxon Mobil, Rolex y Amgen, que en conjunto le pagan más de 40 millones de dólares al año, según la revista Forbes.

El golfista zurdo es conocido por su afinidad por las apuestas deportivas, y tres fuentes de Las Vegas aseguraron a "Outside the Lines" que Mickelson es un cliente habitual allí.

Su conexión con Silveira sigue siendo poco clara.

ESPN.com

No hay comentarios

Danos tu opinion

El Bloque Deportivo 2016. Con la tecnología de Blogger.