Carlos Martínez llegó para quedarse



SAN LUIS - El juvenil lanzador dominicano Carlos Martínez ha demostrado que llegó a la rotación de los Cardenales de San Luis para quedarse.

Martínez se ganó el puesto como quinto abridor al concluir la primavera después del regreso de los problemas de hombro del mexicano Jaime Garcia. El dominicano registró una pobre efectividad de 4.28 en poco menos de 118 entradas en su primera campaña en la gran carpa el año pasado, pero ha sabido hacer los ajustes necesarios esta temporada.

El abridor de 23 años de edad ahora cuenta con una espléndida efectividad de 1.73 en 26 entradas de trabajo, la cuarta mejor en la Liga Nacional.

Tras permitir sólo dos carreras en seis hits a través de seis entradas la noche del miércoles en el triunfo 5-2 sobre los Filis de Filadelfia, Martínez mejoró su marca a 3-0.

El abridor de 23 años de edad ahora cuenta con una espléndida efectividad de 1.73 en 26 entradas de trabajo, la cuarta mejor en la Liga Nacional y segunda en los Cardenales detrás del ahora lesionado Adam Wainwright (1.44).

Tras la tercera victoria consecutiva del dominicano, la dupla Carlos Martínez (3)-Michael Wacha (4) representan el primer par de compañeros de equipo de 24 años de edad o menos en combinarse para 7 triunfos en los primeros 20 juegos de su equipo desde que fue logrado por Dwight Gooden (4) y Sid Fernández (3) en 1986 con los Mets de Nueva York.

El éxito de Martínez no pudo haber llegado en un mejor momento, con la significativa baja que sufrió el equipo al perder a Wainwright por lesión al talón de Aquiles. El as de la rotación de los Cardenales se perderá el resto de la temporada 2015 al tener que someterse a cirugía este jueves, 30 de abril.

"Ya que Adam Wainwright no está en el equipo estamos dando el cien por ciento de nosotros y que no esté nos motiva más", dijo Martínez en un aparte con ESPNDeportes.com. "Él es el número uno de nosotros y ahora tenemos que hacer el doble del trabajo y eso nos ayuda a mantenernos más enfocados en el juego".

Martínez siempre ha impresionado por su velocidad, con fulminantes rectas que rondan sobre las 100 millas por hora, pero tras integrarse a la rotación ha tratado de mantenerse consistencia a una menor velocidad y centrarse los lanzamientos secundarios para strike, con miras a convertirse en un lanzador más completo, algo que en lo que recibió orientación precisamente de Wainwright.

"Estoy tratando de tirar menos pero más enfocado en la zona de strikes y eso me ha ayudado bastante. Es cuestión de mantenerme estable en la recta", señaló el derecho, conocido como "Little Pedro" por su parecido en la lomita al inmortal Pedro Martínez.

"Adam Wainwright siempre habla conmigo de que trate de no trate de tirar tan duro y trate de tirar más strikes. Lo veo a él como ejemplo, de vez en cuando tira duro, pero también tira cambios, curvas y rectas en las esquinas".

Su histórico inicio de temporada con los Cardenales ha sido agridulce para Martínez tras la trágica muerte de su compañero de equipo y compatriota Óscar Taveras, quien era uno de sus mejores amigos.

Su "hermano", como siempre lo ha llamado Martínez, falleció en un accidente automovilístico junto a su novia en República Dominicana. Más tarde se dio a conocer que Taveras estaba conduciendo bajo la influencia del alcohol.

Martínez y todos los Cardenales llevan parches con las iniciales "OT" en sus uniformes en memoria de Taveras, que a sus 22 años era considerado uno de los prospectos más talentosos del béisbol.

"Como se lo dije a él un día, vamos a meter mano como dominicanos que somos, y él es siempre mi hermano", dijo visiblemente emocionado Martínez sobre su compatriota, a quien le ha dedicado esta temporada. "Siempre lo tengo en mi corazón y cada juego es por él que lo hago".


Por Marly Rivera/ESPN.com 
El Bloque Deportivo 2016. Con la tecnología de Blogger.