A-Rod: 'Estoy en un muy buen lugar ahora'



BOSTON -- El bateador designado de los Yankees de Nueva York, Alex Rodríguez, se colocó en ilustre compañía al haber igualado al inmortal Willie Mays en el cuarto lugar de la lista histórica de las Grandes Ligas al conectar su cuadrangular número 660 de por vida.

"Muchas felicidades a Alex Rodríguez, los hitos están hechos para ser rebasados", dijo Mays a través de un comunicado de prensa diseminado por los Gigantes de San Francisco la noche del viernes después que A-Rod conectó el jonrón de la victoria 3-2 sobre los Medias Rojas de Boston.

"Ojalá mi padre estuviera con nosotros para escuchar lo que Willie dijo, él es uno de mis héroes, y no tengo palabras", dijo Rodríguez con lágrimas en los ojos sobre lo que también resultó ser su primer cuadrangular como emergente en 21 años de carrera en el béisbol profesional.

Lograrlo nada menos que en el legendario Fenway Park, donde A-Rod jugó su primer partido en la gran carpa hace 21 años con los Marineros de Seattle, también añadió a la emoción del momento.

"Empecé mi carrera aquí en 1994 cuando tenía 18 años, en este hermoso estadio", destacó A-Rod. "Pensé en mi primer hit, mis padres estaban en las gradas y yo estaba muy emocionado de jugar junto a Ken Griffey Jr., y me alegro que haya ocurrido en un lugar tan especial".

Rodríguez afirmó que sus pensamientos después de conectar el cuadrangular contra el relevista japonés Junichi Tazawa, su primer jonrón histórico como emergente, giraron en torno a su familia, a sus hijas y a las personas que lo han apoyado a través de su carrera.

"Pensé en mis niñas, en mi madre y en todas las personas que han estado a mi lado los últimos años. Me siento muy agradecido de los fans, de los Yankees, de mis compañeros y de Major League Baseball", señaló. "Desde niño soñaba con jugar en las Grandes Ligas y realmente no sabía si alguna vez podría lograrlo. Pensé en el club de niños y niñas donde aprendí a jugar al béisbol. Ha sido una gran travesía y estoy en un muy buen lugar en mi vida ahora mismo".

La palabra "hito" utilizada por Mays será clave para A-Rod, ya que ahora probablemente un árbitro imparcial decidirá si esos 660 cuadrangulares, un total superado sólo por Babe Ruth, Hank Aaron y Barry Bonds, son merecedores de un bono de $6 millones de dólares estipulado en su contrato.

El toletero de 39 años se negó a abordar que los Yankees tengan planificado utilizar su suspensión y admitido uso de esteroides para anular dichas bonificaciones por estimar que no son comercializables.

"Hace un año jamás hubiera soñado con este increíble momento y poder compartirlo con ustedes y los fanáticos de los Medias Rojas y con una gran victoria", sentenció. "Estoy gozándome este momento. Me siento muy agradecido de estar aquí de estar jugando al béisbol. Lo demás caerá por su propio peso".

Puede que la directiva de los Yankees no considere un hito que Rodríguez haya igualado a Mays en el cuarto lugar de la lista histórica de las Grandes Ligas, pero para sus compañeros de equipo fue una hazaña digna de celebración.

"No todo el mundo lo ha hecho y no lo va a hacer mucha gente en este deporte y quisimos darle un bañito especial", dijo el jardinero Carlos Beltrán sobre la celebración con cerveza y champán con la que lo festejaron al concluir el partido. "Es una hazaña sumamente difícil. Estoy muy contento por él. Significa mucho para él y para el béisbol".

Didi Gregorius y Gregorio Petit, en su primera temporada con el uniforme rayado, no pudieron contener su emoción de haber estado presentes para ver a su compañero convertirse en el quinto jugador en la historia de las Grandes Ligas en conectar 660 cuadrangulares o más.

"Fue algo que disfrutamos bastante, no todo el mundo es parte de la historia y me tocó vivirla y la disfruté al máximo", afirmó Petit. "Yo le dije a Didi que esto es una historia que no las contaron ni la vimos por televisión, la vivimos en vivo y con el mismo uniforme".

Gregorius evocó las palabras del jugador de cuadro venezolano, afirmando que todos los compañeros de equipo estaban jubilosos de haber tenido la oportunidad de celebrar junto a Rodríguez.

"Todos estamos muy contentos por A-Rod y de ser parte de ese momento y es algo para contárselo a los hijos y a los nietos", sentenció el curazaleño.

Y fue precisamente esa celebración dentro del camerino la cual sirvió como la cereza del pastel en una noche muy especial para Rodríguez.

"Tiene que ser el primer baño de champán que he tenido a principios de mayo en toda mi carrera. Mis compañeros de equipo han sido increíbles. Eso es parte también de por qué esto ha sido tan emocional para mí. No me esperaba que fueran tan amables", afirmó.

"[El año pasado] estuve en una cueva en Miami cumpliendo mi sentencia. Sólo estoy agradecido de estar aquí con ustedes, con los aficionados, con mis compañeros de equipo, y les doy las gracias a los Yankees y a Grandes Ligas por permitirme jugar".

No hay comentarios

Danos tu opinion

El Bloque Deportivo 2016. Con la tecnología de Blogger.