Kobe lamentó no estar en el All-Star y criticó la falta de competitividad



No es secreto que, tras perderse las dos últimas ediciones, Kobe Bryant tenía muchísimas ganas de jugar esta edición del All-Star Game, sobre todo porque se jugaba en el Madison Square Garden de New York, mismo escenario donde se llevó a cabo hace 17 años aquella legendaria contienda entre él y Michael Jordan, en el partido que para muchos fue un pase de antorcha. Sin embargo, su cirugía en el hombro lo privó de jugar por el resto de la temporada, y con ella se llevó la posible 15ª actuación del astro en el juego de las estrellas. 

Antes del partido del domingo, Kobe -que sigue siendo junto a Bob Pettit el jugador con más MVP en la historia del All-Star- hizo un descargo muy emocionante en el Players Tribune, donde es el director editorial, con un artículo titulado "8teen" (haciendo referencia a la cantidad de temporadas que hace que juega en la NBA). A continuación, les traducimos completo esta imperdible pieza escrita por el cinco veces campeón:

"Caza o sé cazado, esa fue siempre mi mentalidad. No escondo la agresividad de la competencia detrás de partidos All-Star, eventos patrocinados, y la idea de que el juego de fin de semana es un bien merecido descanso.

Los fans me votaron para verme hacerme cargo de los mejores del mundo. Ésa es la competencia que amo. 

Ya sea que mi contraparte esté listo o no, de descanso o no, o simplemente siente que está atravesando emociones, no tiene nada que ver conmigo. Cuando juego, compito, y si estás demasiado ocupado actuando cool para los fans o las celebridades de la cancha, entonces voy a demolerte frente a ellos.

Quiero el MVP. No hay vergüenza en sentirse de esa manera. ¿Por qué debería haberla? Quiero que el mundo me vea dominar a los jugadores que son debatidos por millones de fans como que están a mi nivel. Competir con este espíritu es divertido para mí, y me mata no poder participar este año. Soy un espectador desde casa.

Como aficionado, sólo puedo esperar que un jugador decida tomar el juego de la misma manera que lo hago yo y elevar su nivel desde el salto inicial. Ser pasivo-agresivo en esta competición significa que estás bien con simplemente ir con la corriente y que estás poco dispuesto a perturbar las tranquilas aguas del juego para lograr tus metas.

Yo veo eso como una debilidad. Está en nuestra naturaleza competir. Lanza la pelota al aire y veamos quién es el alfa. 

Quizás soy un poco de la vieja escuela. Tal vez mi línea de pensamiento es la de un teléfono de disco. Tal vez esta generación de smartphones disfruta compartiendo el dominio del juego. Tal vez les gusta tomar turnos. Tal vez les gusta competir pasivo-agresivo.

Tal vez soy yo el del problema. Tal vez esté bien tener varios alfas. Tal vez yo soy el más débil, el egoísta. Quizás, sólo quizás...

De cualquier manera, me rehúso a cambiar lo que soy. Un león debe comer. Corre conmigo, o corre de mí.

No hay comentarios

Danos tu opinion

El Bloque Deportivo 2016. Con la tecnología de Blogger.